Cancer Cervical en Mujeres Latinas

enero 23, 2019 Agustin No comments exist

Mujeres latinas necesitan hacerse exámenes de cáncer cervical regularmente
Publicado: 24/10/2012 16:06 por aol latino.

«Las directrices de la Universidad Americana de Obstetras y Ginecólogos, refuerzan la importancia de los exámenes de cáncer cervical regularmente para todas las Latinas. Las Latinas tienen la mayor tasa de cáncer cervical entre todas las mujeres y los exámenes continuos son esenciales para nuestra salud», señaló en un comunicado Jessica González-Rojas, directora ejecutiva del Instituto Nacional de Latinas para la Salud Reproductiva (NLRIH).

Hasta ahora, barreras como «los ingresos, el lenguaje, el estatus migratorio y la falta de seguro, han impedido a las Latinas el acceso a cuidados preventivos y a salvar vidas, como los exámenes de cáncer cervical», explica González-Rojas, quien no pierde oportunidad en afirmar que esto no seguirá siendo así, pues «gracias a las importantes reformas del cuidado de la salud, millones de Latinas ahora pueden accesar a este importante tipo de atención».

El NLRIH aboga por los exámenes de detección del VPH y de cáncer cervical rutinarios y administrados regularmente durante visitas ginecológicas periódicas; información completa e integral sobre la sexualidad; acceso accesible a las tecnologías de salud reproductiva como la vacuna contra el VPH, e información adecuada y correcta para prevenir el VPH y otras infecciones de transmisión sexual.

De acuerdo con este Instituto, investigaciones recientes demuestran que las lesbianas son menos propensas a ser examinadas por cáncer cervical que las mujeres en general. Sin embargo, esto no significa que las mujeres LGBTQ no deban seguir los mismos estándares de cuidado y prevención que cualquier mujer.

El cáncer de cuello uterino es causado por varios tipos del virus del papiloma humano (VPH), y aunque existe una vacuna para niñas y mujeres jóvenes, hacerse un examen Papanicolaou periódicamente también es de suma importancia, ya que este permite detectar y tratar las células cambiantes antes de que se conviertan en un cáncer.

Las pautas de salud recomiendan que la mujer se haga su primera prueba de Papanicolaou a los 21 años. Las mujeres entre esta edad y los 29, deberían hacerse una prueba de detección cada tres años, y aquellas entre los 30 y los 65 años pueden hacerse exámenes selectivos de detección de cáncer de cérvix cada cinco años con una prueba conjunta de Papanicolau y de VPH, o cada tres años con una prueba de Papanicolaou solamente.

Para más información sobre las pruebas de Papanicolaou y del virus del papiloma humano visita la página del Instituto Nacional del Cáncer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.