Las Dos Claves Para La Cura Del Cáncer

junio 17, 2017 Agustin No comments exist

Las Dos Claves Para La Cura Del Cáncer
El cáncer ha sido una enfermedad bastante temida y poco comprendida en nuestros días. No se sabe a ciencia cierta y de manera oficial sus causas exactas y por qué afecta de manera contundente a ciertas personas mientras que a otras no. Se cree que los hábitos diarios influyen notablemente en la aparición y desarrollo de esta enfermedad. Esto es en parte cierto; sin embargo, ¿por qué hay personas que llevan una alimentación aparentemente balanceada y hacen deporte o son aun jóvenes y aun así desarrollan esta enfermedad? Y ¿por qué hay personas que no cuidan su salud, no hacen deporte y aun así no desarrollan el cáncer o éste demora más su crecimiento?

Permíteme aclararte estas preguntas. Resulta que al cáncer como a cualquier otra enfermedad aparentemente física, se le han atribuido y se le atribuyen aún causas físicas o externas. Es decir la contaminación, la alimentación, el virus, el cigarrillo, etc. No hay duda en que los factores ambientales y hábitos que llevamos influyen sobre cualquier enfermedad que se pueda padecer, entre ellas el cáncer. Sin embargo, no todo termina ahí. Nuestros hábitos y medio ambiente NO son la causa principal, aunque pueden, y de hecho influyen en las enfermedades que se desarrollan en el cuerpo de las personas.

Entonces, ¿cuál es el origen, raíz o causa principal de todas las enfermedades que padece el ser humano? El origen de cualquier enfermedad sea mental o física se encuentra dentro de la mente de las personas. Realmente cualquier enfermedad, entre ellas y especialmente el cáncer nace dentro de la mente de las personas, y luego se manifiesta en su cuerpo. Cualquier enfermedad realmente es mental. Suena increíble ¿verdad? Sin embargo así es. Los médicos no saben o no informan acerca de esta causa a sus pacientes. Los médicos simplemente recetan distintos tipos de drogas que en el mejor de los casos causan efectos que contrarrestan los síntomas de diferentes enfermedades o llevan a cabo riesgosas cirugías para «arreglar» ciertos daños en el cuerpo causados por las enfermedades.

Estas prácticas en ocasiones funcionan, pero en otras ocasiones no. Sin embargo, lo que no nos dicen los médicos es que cualquier enfermedad proviene de la mente humana; específicamente de sus pensamientos.

Si tu mente consciente o tu mente inconsciente tienen ideas o pensamientos relacionados con la enfermedad, estas aparecen una y otra vez en tu vida. Si tu mente consciente o inconscientemente genera sentimientos de miedo o pánico por las enfermedades que padece la sociedad, específicamente el cáncer que tanto se teme, este muy probablemente tarde o temprano aparecerá en tu vida.

No sólo las ideas de enfermedad alojadas dentro de tu mente pueden causar enfermedades. Cualquier tipo de ideas o sentimientos negativos, especialmente el miedo, la ira, el rencor y el odio, alojados e incrustados dentro de tu mente muy probablemente se manifestarán físicamente por medio de la enfermedad (sea cual sea). Es por eso que es tan perjudicial el estrés. El estrés se origina dentro de una mente que emite pensamientos y sentimientos negativos y es así mismo la principal, o una de las principales causas de las enfermedades «modernas» que padece la humanidad, especialmente el cáncer.

La razón por la cual muchas veces vemos personas que llevan hábitos de vida nada saludables y aun así nunca enferman es que son personas que no tienen incrustadas ideas de enfermedad en su mente. Son personas que no piensan en que se van a enfermar y por lo tanto no sienten miedo de enfermarse. Simplemente viven su vida ignorando la enfermedad. Es por esto que difícilmente enferman, o si lo hacen, la enfermedad no los afecta tanto como a las otras personas.

Otras personas se obsesionan con cuidar su salud (se obsesionan con comer bien, hacer deporte, no beben, no fuman, etc.) y aun así en ocasiones sufren de cáncer. Es porque estas personas esconden el miedo a enfermar bajo esa obsesión por «vivir con salud».

Ninguno de estos dos casos es ideal. No es bueno descuidar la salud confiando en que nunca se va a padecer ninguna enfermedad, pero tampoco es bueno obsesionarse con tener salud.

Hay personas que conscientemente creen estar tranquilas y positivas; sin embargo, es posible que su mente subconsciente (la que no podemos controlar fácilmente) contenga pensamientos e ideas de enfermedad, producto de traumas pasados o del miedo absorbido ya sea de noticias trágicas relacionadas con enfermedades, demás personas, padres excesivamente preocupados por su salud, etc. Estos pensamientos salidos del subconsciente tienen una gran capacidad de generar distintas enfermedades tales como el cáncer.

¿Qué se debe hacer entonces? Se debe limpiar tanto el cuerpo físico como la mente para evitar y curar cualquier tipo de enfermedad. En este caso hablamos del cáncer, ya que esta es tal vez la enfermedad más temida hoy en día, lo cual ha causado un gran incremento de enfermos.

Para limpiar tu mente, debes despojarla de todas las ideas relacionadas con la enfermedad. Debes eliminar el miedo a la enfermedad y a la muerte y adoptar una actitud positiva enfocada en la curación.

Así mismo, debes limpiar tu cuerpo físico para ayudar en el proceso de cura. Debes volver tu cuerpo alcalino, y así desintoxicarlo y nutrirlo para que pueda combatir y vencer a la enfermedad.

Las dos claves para tener la salud perfecta son mentalidad positiva y cuerpo alcalino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.